Endodoncia

endodoncia

La endodoncia se lleva a cabo cuando el nervio o el riego sanguíneo del diente (la pulpa) está dañada, degenera o se infecta, generalmente debido a caries o a una lesión. La pulpa afectada se retira, se limpia el canal y luego se rellena y se sella para impedir cualquier infección adicional. Según el diente a tratar, habrá uno, dos, tres o más canales.

¿Por qué se llevan a cabo las endodoncias?

Es importante tratar la pulpa dañada porque puede tener una infeccion aguda, que da lugar a un absceso, lo cual implica muchas molestias y, en caso de que no se drene, es posible que haya que quitar el diente.

 

¿Qué supone una endodoncia?

La endodoncia es un procedimiento muy especializado y detallado. El primer paso es tratar cualquier infección aguda, que podrá suponer la administración de antibióticos, pero debe incluir también si es posible la extirpación o eliminación de la pulpa dañada. Podrá drenarse cualquier absceso en este momento. Podrá colocarse un tapón de goma o capa protectora alrededor del diente para aislarlo del resto de la boca. A continuación el dentista u endodoncista empleará un irrigante antiséptico potente y una selección de instrumentos muy finos para limpiar los canales, eliminando todos los rastros de la pulpa infectada, y dándole forma para la obturación de los canales. Se necesitará hacer radiografías para juzgar la longitud de los canales con exactitud.

A menudo se coloca un empaste provisional y se deja que el diente se adapte. En una visita posterior se revisa el diente, y si la infección ha remitido se realizará la endodoncia permanente en el canal para sellarlo e impedir una infección. Algunos endodoncistas prefieren tratar la raíz en una sesión, especialmente si la pulpa estaba dañada y no infectada.

¿Cuál es la alternativa a una endodoncia?

Si no quiere hacerse una endodoncia, es posible que haya que extraer el diente. Una vez destruida la pulpa, no puede recuperarse, y hay un riesgo de extensión de la infección. La mayor parte de la gente prefiere evitar la extracción, y generalmente el tratamiento de la endodoncia es muy efectivo.

¿Es posible volver a endodonciar un diente al que se le haya realizado una endodoncia que ha fracasado?

En algunos casos sí es posible el retratamiento de una endodoncia (reendodoncia), pero el pronóstico de éxito de ésta se ve reducido considerablemente. En otros casos, si una endodoncia ha fracasado solo queda como opción la extracción de dicho diente.

En Dental Dindurra realizamos tratamientos tanto de endodoncia como de reendodoncia.